Como derivar nuestra forma de producir y consumir hacia una economía circular.

En la actualidad, supone un reto para la sociedad alcanzar un desarrollo sostenible que acabe con los riesgos ambientales a través de nuevos hábitos más respetuosos con el medio ambiente. La filosofía Zero Waste se basa en unos pilares fundamentales que promueven la implantación de un sistema de economía circular basado en la valorización y el reciclado de los residuos. La economía circular es un modelo de producción y consumo basado en extender el ciclo de vida de los productos. Para ello, se proponen algunos principios como reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos. También implica reducir los residuos al mínimo.


El impacto en el clima es un factor muy importante que resalta la necesidad de derivar nuestra forma de producir y consumir hacia una economía circular. La extracción y el uso de materias primas tienen consecuencias negativas en el medio ambiente: se incrementa el consumo de energía y las emisiones de CO2, aumentando también la cantidad de vertidos químicos y contaminantes, mientras que un uso que permita un ciclo de vida mayor de las materias primas, puede reducir considerablemente las emisiones contaminantes y la cantidad de residuos.


Otros motivos para apostar por una economía circular son la escasez de recursos y la dependencia de la Unión Europea de otros países para la obtención y explotación de materias primas.



Ventajas de la economía circular para las personas, las empresas y para el medio ambiente


Las empresas que basan su producción en una economía circular reducen sus costes, ya que utilizan menos materias primas.


El medio ambiente se ve claramente beneficiado debido a la disminución del uso de materias primas.


La persona que consume ahorra y contribuye, además, al cuidado del planeta.



Pequeños hábitos, grandes cambios.


En nuestro día a día, podemos contribuir con nuestras acciones cotidianas, muchas de las cuales, las hacemos de manera inconsciente. A continuación, te dejamos algunas ideas para fomentar la economía circular y la sostenibilidad del planeta ;)


- Utilizar bolsas de tela o reutilizables,

- Comprar productos a granel.

- Consume alimentos frescos en lugar de comida congelada. Esto también puede beneficiarte a la hora de conseguir ofertas de última hora, evitando así el desperdicio de comida.

- Utilizar medios de transporte no contaminantes siempre que sea posible, o en su defecto, utilizar el transporte público o compartir vehículos.

-Darles una segunda vida a los artículos que ya no necesitamos, buscando una nueva funcionalidad o donándolos.


Esto es solo el principio, pero podemos implicarnos en buscar una economía circular en todos los aspectos de nuestra vida diaria.


Y tú, ¿cómo reutilizas o reciclas aquello que ya no te sirve?

Te recomendamos...


Economía Circular-Espiral. Transición hacia un metabolismo económico cerrado


Por Jimenez Herrero, L.; Pérez Lagüela, Elena; Sanz Larruga, Javier; Valero Capilla, Antonio.


Editorial: Ecobook Editorial del Economista, 2019.